EL VUELO DE UNA ROCA

Video monocanal full HD
Sonido envolvente
5 minutos 15 segundos
2020


Sonido:
Felipe López
Ondaselecta Mastering


Agradecimientos:
MAMM Medellín

Lo invisible y más leve del paisaje – pero poderoso en la fuerza transformadora de su constancia: el viento –
es revelado a través de su opuesto, el peso e inmovilidad que suponen las rocas. El movimiento implícito de
los procesos geológicos es invisible a nuestros ojos, las rocas se transforman y se desplazan, las montañas
ascienden y descienden como si respiraran, pero en nuestra limitada escala temporal no alcanzamos a
presenciarlo. Para acercarnos a una experiencia directa de esa dimensión inaprensible del mundo a través
de nuestros sentidos, recurro a la creación de una ficción insertada en un paisaje real. Sin más
manipulación que las mismas fuerzas naturales o ánimo cambiante del lugar, la obra se activa y revela
como todo en un paisaje está interconectado, influenciándose permanentemente entre sí, desplegándose
como una coreografía lenta e invisible en el espacio. El aliento del universo constantemente transformando
y variando las posiciones de todo lo que en él habita.

La obra rinde a su vez homenaje al lugar donde fue realizada y su significado ancestral: el Valle de los Halcones
en Suesca, Cundinamarca, Colombia, lugar sagrado para los muiscas.
Suesca es una derivación de la palabra
muisca
Suehica o Suejica, que significa Roca de las Aves. Hica o Jica, Piedra, y Sue ave. Actualmente, por
iniciativa de habitantes de la zona, se intenta que este lugar obtenga reconocimiento como patrimonio natural
y arqueológico, y sea protegido de proyectos actuales de privatización y construcción.

El vuelo de una roca.  Still de video. 2020

Extracto de  El vuelo de una roca, 2020